miércoles, junio 20, 2007

Soñando con ella

Escuchando | Enrique Iglesias - Alguien soy yo

Es increíble, pero gracias a mis sueños, no a los que tengo despierto ni "mis aspiraciones" en la vida, sino a los de cada noche, a los sueños vestidos de sábana y almohada he podido cumplir, hacer, realizar, algo que no me atrevo a hacer con los ojos abiertos.

En las últimas cuatro noches, ¡cuatro!, he soñado con ella. Sí, y lo mejor de todo es que lo recuerdo. Recuerdo que paso por su lado y le acaricio la cintura mientras me mira con sus ojos brillantes. También cuando paso por su lado, le doy un beso en la mejilla derecha y me dice dulcemente "...qué imbécil...". Eso sí, también recuerdo que en mi sueño no me atrevo a decirle lo mucho que me gusta, o que la deseo, o... que no sé si se trata de una obsesión o qué. Da igual, la cuestión es que en el sueño tampoco me atrevo a expresar mis sentimientos a través de las palabras.

Tengo que decir que es una compañera de trabajo, por lo que la suelo ver frecuentemente. Ayer, trabajando, y antes de soñar mi mejor sueño hasta ahora, volvimos a dejarnos de hablar. Somos como dos críos. Cuando ella me habla yo no le hablo, cuando yo le hablo, ella no me habla. Pero cuando hablamos, es casi perfecto. Pues en esas que estábamos picados (ahora no le apetecía hablar a ella) cuando sin querer ella pasaba por detrás, yo moví el brazo y le di con el dedo en un ojo. Ella hizo gesto de molestia y yo arrimé mi brazo a su hombro, de lo poco que me atrevo a "tocarla", para disculparme. Sin embargo, ella me lo quitó como despreciándolo.

En ese justo instante me refugié en mí. Entendí que ni yo le gustaba, ni ella me debía de gustar. Nuestras piezas no encajan. No quiero pensar más en ella. Como ya he dicho alguna vez, no tengo ni idea lo que me gusta de ella. Hace unos días una amiga me dijo que pusiera en una balanza lo bueno y lo malo de ella. Y sí, habéis acertado, gana lo malo de y de calle. Aun así, o soy gilipollas o no "encuentro" a otra que me abra los ojos. Después de ese gesto que para mí fue bastante despectivo, me prometí ni dirigirle la palabra ni intentar pensar en ella.

Para ser sincero, no creo que le guste. Pero me agarro a un clavo ardiendo. Si ella se comporta como yo (a veces me habla, a veces no, me sigue el jueguecito de un día bien un día mal) quizá, digo quizá, es porque se pueda sentir como yo, y la timidez le pueda. No sé, es a lo que me agarro para creer que puede que pase algún día lo que anoche soñé.

Porque a pesar de su enésimo desprecio, anoche, cuando llegué a casa, lo primero que hice fue pensar en ella. En realidad, creo que pienso en ella cuando respiro. Pensé en enviarle un mensaje, o en llamarla. Pero después de "aquéllo" no podía ir detrás suya como un perrito. También pienso que como no le guste, que es lo más probable, y le envíe un sms ni me conteste, o que cuando la llame la cosa sea más fría que la punta de un iceberg. Pese a todo, mi cerebrito me ha hecho un gran favor, ya que esta noche he ensayado la escena que nunca me atreveré a protagonizar.

Esta noche he soñado con ella. Esta noche la he besado. He visto su cara, he suspirado, he saboreado sus labios, sus tiernos labios. He sentido que no era un sueño, porque el corazón me ha latido a cifras indescifrables. He sentido alivio. Mío y de ella. He sentido que al fin rompíamos la barrera de la timidez, de la vergüenza, del odio. Hemos hecho florecer un cuento que al fin tiene comienzo.

Pero mierda, sólo ha sido un sueño. La próxima vez que la vea seguirá siendo lo mismo. Hasta que un día la vea con otro, o se vaya para siempre, y me acuerde del sueño, de las palabras que mi boca nunca supo pronunciar, de los besos que mis labios tenían reservados para ella. De los sueños que nunca me atreví a realizar.

●• Cc´

1 comentarios:

Nikapi dijo...

Hola de nuevo... jajajaja
A ver...mi consejo... dile lo que sientes, lo que piensas, lo que quieres... q puedes perder??? si al fin y al cabo estais un día bien y tres no...
o es q prefieres q algún día ella desaparezca y te quedes durante toda tu vida haciendote la pregunta... "Y si...?"
No te lo recomiendo... yo me la hice una vez, y desde entonces, he preferido no tener que hacermela mas... así que arriesga, hazlo siempre que puedas...
un besito y cuidate mucho, okis??
Ciao