miércoles, marzo 28, 2007

Mierdavilloso

Sube el volumen de tu corazón. Escucha lo que dice el duende que edulcora tus sentimientos. Siente la sinfonía de buenos sueños que hay ahí dentro y a partir de ahí déjate envolver por la inexacta brisa que ella emana.

Cada vez cuesta más escribir cosas bonitas, porque cada vez las hay menos. Porque vives sabiendo de qué va la vida. De que si no la sigues no la consigues y que si la estás siguiendo y la dejas a un lado luego no hay quien la vuelva a intentar conseguir. Porque vives entusiasmado por la errónea apariencia de los demás, de los que dicen que eres y te mienten, de los que prometen y no cumplen. De esos cabrones que tiñen de negro tu llano camino azul.

Cada vez cuesta más reprimir la desilusión y mantener intacta la ilusión, aunque sin ella estemos acabados. Muchos días, como este mismo, del que se esperaba que fuese maravilloso y ha finalizado siendo mierdavilloso, uno guarda silencio y sube el volumen de su corazón. En días así, al duende le corroe la amargura; esta afónico. No dice nada, ni siquiera respira. Sólo sueña.

●• Cc´

2 comentarios:

Forastero dijo...

¡¡Jajaja!!,utilizas una expresión que siempre me ha gustado, pero que nunca había oído antes, esperaba una cosa así desde hace tiempo. Gracias por estar ahí.

maria* dijo...

Seguramente sepa menos que tú de prácticamente todo. Yo aún tengo ilusión algunos días, quizás porque soy más pequeña, más ingenua... Es posible que tengas muchos motivos para estar desilusionado pero no desistas aún, ¿no?